¿Por qué es importante la adherencia en profilaxis?

En la práctica clínica, las adherencias postoperatorias desempeñan un papel fundamental. Las adherencias aparecen en la zona abdominal en alrededor de un 75% de las operaciones, independientemente de que se trate de operaciones por vía laparoscópica o por laparotomía. En la mayoría de los casos, los defectos peritoneales son el punto de partida y la causa de las adherencias. La sangre, junto con un trauma peritoneal, también puede causar adherencias.

Las adherencias se asocian a complicaciones postoperatorias, costes elevados y una mayor carga de trabajo. En caso de intervenciones reiteradas, las adherencias pueden complicar un procedimiento mínimamente invasivo y hacer que se requiera más tiempo en quirófano, por ejemplo, para la adhesiolisis. En función del número y la gravedad de las operaciones previas, el riesgo de complicaciones aumenta drásticamente. Para los pacientes, las adherencias pueden causar dolores crónicos o recurrentes, dispareunia, infertilidad y problemas de tránsito intestinal, a veces incluso años después de la intervención. La complicación más grave es la obstrucción mecánica del intestino delgado, que en entre un 65 y un 75% de los casos está relacionada con las adherencias.

Lea cómo prevenir las adherencias postoperatorias.


¿Cómo pueden reducirse las adherencias?

Ni siquiera las técnicas quirúrgicas más cuidadosas y menos invasivas son capaces de prevenir la aparición de adherencias. Por tanto, una profilaxis rutinaria de las adherencias postoperatorias es muy importante y recomendable, especialmente en caso de intervención abdominal.

Un postoperatorio sin formación de adherencias es más probable si se detienen las hemorragias y se fomenta la peritonealización. 4DryField® PH es el único producto sanitario certificado en Europa aprobado para la hemostasia y la adherencia en profilaxis.

Obtenga más información acerca de 4DryField® PH.